fbpx

10 Técnicas claves para redactar contenido SEO y posicionar rápidamente

Si lo que buscas es crear contenido atractivo para tu audiencia, y al mismo tiempo posicionar tu blog en los buscadores web, que sepas que sí es posible, y que lo puedes lograr teniendo en cuenta los consejos que te vamos a dar a continuación. Porque no basta con redactar contenido, y vas a tener que ser más inteligente al elegir los temas que vas a tratar y la manera de redactarlos si tu objetivo es generar más tráfico a tu blog y, en consecuencia, a tu web. 

 

  1. Dale al título la importancia que merece

Cuando vayas a redactar contenido SEO verás que ya habrá muchas páginas hablando de lo mismo. Es por eso que el título debe ser lo suficientemente llamativo para que tus lectores hagan clic y sigan leyendo. Tu título tiene que ser diferente para distinguirse de los demás. En promedio, el título se lee 5 veces más que el cuerpo del texto. 

Es fundamental usar las palabras clave en el título, y preferiblemente al principio. Las letras del título no deben pasarse de 70 (espacios incluidos). Entre 30 y 70 caracteres estaría bien, pero si puedes mantenerlo dentro del margen de 55 sería perfecto, ya que es justo dónde Google lo corta en las páginas de resultados de motores de búsqueda. 

Una buena idea para escoger un buen título es crear una lista de posibles títulos, alrededor de 5, y cuando termines el artículo, entonces elegir el mejor le vaya.

Hay diferentes estilos de títulos que son clave y te pueden ayudar en el proceso de creación de tu título, como por ejemplo: utilizar números para concretar (5 tips, 10 cosas que no sabías, 6 errores…), un dato interesante, formular una pregunta, etc. 

 

  1. Estructura el contenido: bien hecho y ordenado.

Hay muchas páginas importantes que tienen una mala estructura, sobretodo en las «H» de los títulos. Como sabrás, y si no lo sabes nosotros te lo contamos, solo puede haber un h1 y debe de ser el título principal. Después, todo lo que sigue va a ser h2, h3, h4, h5… Siempre hay que seguir un orden, es decir, el h3 hay que colocarlo dentro del h2, y el h4 dentro del h3 (que estará dentro del h2), y así sucesivamente. 

 

  1. No te olvides de ser original y creativo  

Cuando tengas contenido que crees que podría ser útil para tu cliente potencial, revisa en los motores de búsqueda lo que ya se ha publicado sobre ese tema y analiza cómo le podrías agregar más valor aportando algo novedoso a tu artículo. Hay herramientas como  Google Trends que te pueden ayudar a crear contenidos de acuerdo a lo que la gente está buscando en Google.

Experimenta con formatos que no sean solo texto, como infografías o videotutoriales. Estos formatos son beneficiosos para las personas que tienen un método de aprendizaje orientado a lo visual, y puede resultar mucho más ameno de aprender que solo leyendo texto. 

Puedes incluso entrevistar a algún experto sobre la materia que tratas, para fortalecer la credibilidad de tu contenido. A partir de esto, el entrevistado puede compartirlo en sus redes sociales u otros canales y aumentar así el tráfico de tu blog.

 

  1. Cuidado con la densidad de las palabras clave

Un contenido SEO va enderezado a una palabra clave o un tema que se esté buscando. Ten bien claro que palabra clave vas a usar. Para ello, puedes realizar un estudio de Keywords usando herramientas gratuitas como Google Trends. 

Es muy importante manejar bien las palabras clave en el contenido, ya que Google evoluciona constantemente y su algoritmo tiene como unos 500 cambios al año. Es por ello que cada vez prioriza más que el contenido redactado esté bien explicado, cumpla con las necesidades de la búsqueda, etc.

Repetir la misma palabra muchas veces en el texto del artículo no quiere decir que vaya a posicionar super bien y además te pueden llegar a penalizar.

 

  1. Prioriza la calidad a la cantidad del contenido

En cuanto a la longitud y a la calidad del contenido, está claro que con pocas palabras no vas a posicionarte en los buscadores, pero es más importante la calidad del contenido, ya que el usuario, al leerlo, tiene que salir lo más satisfecho posible. 

No sirve de nada escribir por escribir. El contenido debe de tener toda la información más relevante posible y sí, cuanta más, mejor. 

Centra tu contenido únicamente en el tema y sus variantes, para que pueda posicionarse en lo más alto en los buscadores de Google. Si hablas de demasiadas cosas y te vas del tema principal, es probable que Google no sepa de qué trata el contenido exactamente y va a ser mucho más difícil posicionarse.

Es complicado indicar cuál sería el tamaño ideal de un artículo, pero podríamos decir que entre 1000 y 2000 palabras estaría correcto. 

 

  1. Texto en Negrita y Cursiva

Cuando ponemos un texto en negrita o en cursiva estamos indicando a los algoritmos SEO y al usuario que eso es importante. Además de recalcar la importancia de algo, también hace un diseño más bonito estéticamente hablando, y facilita la lectura para el usuario. Pero no abuses de las palabras en negrita porque si te pasas te puede perjudicar. Es recomendable utilizar esta técnica en menos del 15% del contenido. 

 

  1. Imprescindible una URL amigable

Las URL amigables son los enlaces que tiene cada página de nuestra web, y son muy importantes en el SEO. Tienen que ser fáciles de entender y de leer, al mismo tiempo que deben mostrar la máxima información posible. Es muy importante que contenga la palabra clave y que se optimize para que se muestre el slug con relación al tema. 

Así que toma nota y recuerda que, a la hora de elegir la extensión de la url o el slug, cuanto más corto sea, mejor se entienda, y más relación tenga con la temática junto a su palabra clave, más posiciones subirá en los buscadores.

 

  1. Usa el enlazado interno

Los enlaces internos son la agrupación de enlaces de diferentes páginas de tu sitio web. Para hacer el enlazado interno, principalmente tienes que tener claro que vas a enlazar y donde vas a poner el enlace. Los enlaces internos, cuanto más arriba del contenido, más autoridad e importancia cogen, pero deben estar repartidos por toda la página.

 

  1. Escribe acorde a tu buyer persona 

No te olvides de tu audiencia (tu buyer persona), es decir, la representación ficticia de tu cliente ideal. ¿A quién le estás escribiendo? Es muy importante que te preguntes esto antes de empezar a redactar. 

Puedes utilizar una herramienta como HubSpot para generar tu buyer persona.

 

  1. Diseño Web Responsive

Un diseño web responsive es aquel que se ajusta a distintos tamaños de pantalla. De esta manera el usuario tendrá una buena experiencia y posiblemente se quede más rato o vuelva a entrar. Actualmente, todas las plantillas o themes actualizados ya son responsive. Este punto no explica cómo redactar contenido SEO, pero no está demás saberlo porque puedes complementarlo en el posicionamiento web orgánico.

Compártelo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Ver más Noticias

Marketing para Ecommerce

15 Claves para vender más en Black Friday

El Black Friday es el evento anual más importante del comercio electrónico donde las ventas se disparan gracias a las llamativas ofertas con las que

Ecommerce

Ventajas de las Redes Sociales para Empresas

Como sabemos, las redes sociales son un medio digital que nos sirven para comunicarnos con otras personas, empresas y organizaciones, y establecer relación con ellas,

Abrir chat