fbpx

¿Qué es el marketing D2C?

El marketing directo al consumidor (D2C) es una estrategia en la que una empresa promueve y vende un producto o servicio directamente a los consumidores, eliminando la necesidad de intermediarios. El número de empresas que fabrican, promueven, venden y envían sus propios productos de forma independiente está aumentando, y la creciente popularidad de esta estrategia está cambiando rápidamente el panorama empresarial en general.

Las expectativas de los clientes están cambiando con preferencias por experiencias de compra más optimizadas, máxima comodidad y una experiencia de marca auténtica. 

¿En qué se diferencia del B2C?

El D2C se diferencia del B2C tradicional (empresa a consumidor) en que los fabricantes venden directamente a los consumidores, mientras que B2C generalmente se basa en un minorista que se interpone entre un fabricante y los clientes. En los modelos estándar B2C, los minoristas intermediarios suelen vender productos de varios fabricantes. Los clientes se enfrentan a varias opciones, por lo que un fabricante individual no puede controlar si su producto se elige sobre el de la competencia. 

El marketing directo al consumidor permite a los proveedores ofrecer una experiencia de marca de principio a fin porque mantienen el control de todo el proceso. La empresa es responsable de crear un producto ganador, atraerlo y comercializarlo de manera efectiva a los clientes, entregar el producto o servicio y ser dueña de la comunicación y la experiencia del cliente. Esta interacción directa con los consumidores de principio a fin significa que los proveedores pueden recopilar datos de los clientes y abordar los problemas que surjan sin que un minorista intermediario distorsione los mensajes.

El marketing directo al consumidor ha cambiado la forma en que compramos una amplia variedad de productos.

¿Quiéres saber cuáles son los pros y los contras del marketing D2C? Sigue leyendo. 

  • Ventajas del D2C

Mayor control. Las marcas de D2C tienen el máximo control sobre su producto, reputación, mensajes de marca y servicio al cliente.

Acceso a los datos del cliente. El marketing directo al consumidor facilita la adquisición de datos de los clientes para obtener una imagen clara del comportamiento del comprador y crear más conversiones al tiempo que ofrece experiencias únicas y personalizadas.

Más facilidad para construir relaciones con los clientes. Debido a que los fabricantes que utilizan el marketing directo al consumidor interactúan directamente con las personas que compran sus productos, las marcas pueden realizar mejoras en sus ofertas basándose en los comentarios de los clientes, lo que mejora la lealtad del cliente.

  • Contras del D2C

Los problemas de la cadena de suministro pueden ser difíciles de coordinar. Las marcas que utilizan marketing directo al consumidor pueden enfrentar desafíos en la gestión de su propia cadena de suministro.

Las conversiones pueden ser más complicadas. Las marcas directas al consumidor a menudo se distinguen porque presentan costes excepcionalmente bajos y / o pruebas gratuitas. Aunque las pruebas gratuitas atraen a consumidores potenciales, las marcas de D2C tienen problemas con los consumidores que frecuentemente cancelan al final de la prueba o solo pagan por un par de meses de servicio.

Requiere experiencia en distintas áreas. Más allá de preocuparse por la creación de un producto, las empresas de D2C deben saber cómo adquirir clientes, comprender la logística de envío y dedicar más tiempo y recursos a procesos que, de otro modo, podrían subcontratarse a intermediarios.

Compártelo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Ver más Noticias

Clientes

¿Qué es el marketing D2C?

El marketing directo al consumidor (D2C) es una estrategia en la que una empresa promueve y vende un producto o servicio directamente a los consumidores,

Abrir chat